Los baños con sales son apreciados desde la antigüedad, las sales de baño, son beneficiosas ya que contienen sales minerales como el magnesio, calcio, hierro zinc y cobre, convirtiéndolas en una gran alternativa para para paliar el cansancio diario o de la semana, ha sido utilizada desde tiempos remotos conociéndose los efectos beneficiosos que tienen los baños termales y de agua del mar sobre las personas. Existen referencias de que Homero se refería a este elemento como la forma en que Ulises recuperaba sus fuerzas, Sin embargo, fue en el siglo XVIII cuando este tipo de terapia tuvo su mayor auge al ponerse de moda en Inglaterra los baños termales con sales, práctica que rápidamente se extendió por el resto de Europa y que dio lugar a la creación, primero, de verdaderas ciudades termales y, más tarde, de los pioneros centros de talasoterapia.

969760_223735171107938_41386514_n