Los cepillos faciales se pueden utilizar a diario para realizar una correcta limpieza de nuestra piel, ya que la desmaquilla al mismo tiempo que elimina los elementos externos que se posan en ella y que únicamente sirven para taponar los poros e impedir una correcta transpiración del cutis. Con estos aparatos se consigue una limpieza hasta diez veces superior a la que se realiza normalmente de manera manual, lo que potencia que no aparezcan las temidas espinillas, los puntos negros y los poros abiertos.

cuidados para la cara

Su uso realmente es sencillo: sobre la cara húmeda se aplica un poco de nuestro jabones faciales (según el tipo de piel) con ayuda de nuestras manos y se comienza a pasar el cepillo realizando movimientos circulares por el rostro y el cuello, incidiendo en zonas como la nariz, la barbilla o la parte superior del labio, que son las más delicadas. Además, estos modelos (generalmente) poseen un diseño ergonómico, por lo que resulta mucho más sencillo realizar la tarea de limpieza diaria de la piel en poco tiempo.

¡Ya no hay excusas para irse a dormir con el maquillaje puesto!

En la tienda te daremos más información, ven a visitarnos!